EN BUSCA DE LOS VALORES PERDIDOS

CINCO RECOMENDACIONES APLICADAS A LA ENSEÑANZA DEL WUSHU

Artículo escrito por el Shifu Tony Rey García

2014

LA COSTUMBRE SE TRANSFORMA EN UNA SEGUNDA NATURALEZA

En una academia de artes marciales el respeto nace de nuestras propias actitudes. Un trato inadecuado o una postura indolente repercuten seriamente en la formación de los estudiantes. A este respecto, las Analectas (論語) nos dicen: no le hagas a los demás lo que no quieras que los demás hagan contigo (我不慾人之加諸我也, 吾亦慾無加諸人).

Visto bajo el prisma de esta lógica humanista, el cultivo de la moral se fundamenta con la propia rectitud. Obviamente, el instructor que trasgreda el innegable valor del comportamiento, perderá el aprecio y la lealtad de sus discípulos. ¿Cómo puede un guerrero liberar su máxima potencialidad si antes no ha aprendido a dominarse a sí mismo? La vida es el peor escenario de lucha que nos espera. En sus imprecisas circunstancialidades el hombre será obligado a lidiar con situaciones diversas. La aptitud, el valor y la fe solidifican la técnica y muchas veces deciden la dirección de un evento. Una mente aquietada no surge del orgullo. La vanidad arruina la circulación energética fragmentándola  sobre la superficie del Ego. En cambio, la sobriedad es un galardón que se obtiene con el autocontrol de todos los impulsos.

Cuando la conducta de un educador no coincide con lo que pregona su imagen se desmorona como las paredes de un viejo edificio. En un campo de batalla los generales no son reverenciados por las insignias que llevan sobre sus hombros, sino por la impecabilidad con la que actúan. La integridad y el decoro nunca deben abandonar a quienes han decidido realizar la profesión de maestro.

EL CIELO NO FRUSTRA AL HOMBRE QUE SE ESFUERZA

Los seres humanos siempre han necesitado en todas las épocas de un camino que solidifique la conciencia. El Ego y los componentes psicológicos que entretejen el psiquismo de nuestra especie yacen vertebrados a los patrones socioculturales en que vivimos. Por mucho que queramos aislarrnos de lo que somos e insistamos en percibirnos bajo el falso estigma de la civilización, no podremos exigir que la sabiduría renazca donde reside la fragmentación y el hastío.

Como nada es permanente bajo el Cielo, ningún hombre tiene el derecho de justificar su apatía y falta de esfuerzo. No hay peor pesadumbre que vivir como si estuviésemos dormidos. Nunca debemos olvidar que la voluntad es un don titánico capaz de prodigar milagrosas transformaciones.

Cambiar una montaña de sitio puede conllevar a grandes proezas tecnológicas, pero su realización no reportará la felicidad que otorga el traerles luz a las pupilas del alma. Nuestra única misión en este mundo es crecer como seres humanos. El bienestar y la dicha jamás dependerán de las pertenencias materiales. Los ricos lloran a menudo más que la gran mayoría, por el simple hecho de no haber aprendido a contentarse.

Para aquel que guarda en sus alforjas el diamante de la perseverancia nunca le amilanará la lejanía de sus aspiraciones. Con un paso continuado se puede escarpar una alta cumbre. Aquí encontramos una metáfora profunda: el regocijo es un entrenamiento y la paz un estado de conciencia.

En mi opinión, la riqueza perdurable no la crea la cantidad de monedas que se acumulen en un viejo baúl. La alegría es opuesta a las adquisiciones. En tal sentido, necesitamos retornar a lo que hemos perdido. Con un simple gesto de júbilo y complacencia el sabio conmueve los poderes del universo.

TRATAR DE DIRIGIRSE AL SUR CON EL CARRUAJE ORIENTADO AL NORTE

Las costumbres arraigan los impulsos volitivos con la firmeza de un monte. No obstante, si no persistimos por liberarnos de las ataduras de lo cotidiano nunca alcanzaremos la libertad interior. Exigirles a los demás lo que antes no hemos logrado extirpar en nosotros es crear hipocresías colectivas o represiones psicológicas. Un maestro dirige por el ejemplo. De aquí que sus palabras sean la contrapartida de sus actos.

Las personas imitan lo que ven y honran la veracidad de las ideas. Cuando la vergüenza de la mentira no palidece el rostro del hombre que la muestra, todo lo que se realice será tan banal como tratar de llegar al sur marchando hacia al norte.

PRIMERO SE CAMBIAN LAS CONFIGURACIONES DE LOS RÍOS Y LAS MONTAÑAS QUE LOS HÁBITOS DE UNA SIMPLE PERSONA

Creer que los pensamientos son imperceptibles a la mirada común es el primer error que cometen aquellos que fingen lo que innegablemente exponen. El cuerpo es un mapa de las apetencias. Guarda el itinerario elegido con una impresionante fidelidad cartográfica.

Por estas razones, la mayor parte de los seres humanos son incapaces de escapar de lo que ocultan por mucho que decoren sus maquillajes sociales. Aunque los hábitos no son emblemas hereditarios terminan demarcando el límite emocional y perceptivo.

Alcanzar el grado de Jiaolian (教練) en el Wushu sin haber limpiado el corazón de dobleces, inmoviliza la tarea pedagógica. ¿Acaso un marinero sin brújula puede maniobrar un barco entre las olas de una tempestad? ¿Cómo evitar que embista con su quilla la dureza de las rocas?

Debemos insistir en este punto, porque indudablemente vivimos en una época donde la premura mercantil lleva a la expedición de títulos y certificaciones sin antes velar por el perfeccionamiento ético. Enseñar es un arte de grandes compromisos. Se trata de crear un hombre que pueda discernir con certeza el precio de las cosas sublimes. Amar, cultivar la familia, proteger a los ancianos y defender la dignidad humana son cualidades que ennoblecen y procuran el prestigio de las generaciones venideras. Si el dinero es todo en la vida ¿qué no seremos capaces de hacer con tal de obtenerlo?

LIMAR UNA BARRA DE HIERRO HASTA CONVERTIRLA EN UNA AGUJA DE COSER

Mucho se puede lograr mediante el esfuerzo adecuado en conjunción con una metabólica digestión de los aspectos generales y específicos que definen la teoría de una escuela. Un proverbio nos sentencia: cada río tiene su nacimiento y cada árbol esconde sus raíces (水有源, 樹有根). Por consiguiente, para llegar a la esencia del Wushu hay que liberarse completamente de los partidismos y los dogmas.

Ejemplificado bajo una metáfora aritmética podríamos decir que la totalidad de un triángulo equilátero no se encuentra en uno de sus ángulos, sino en su magnitud geométrica.

La mente occidental ama la especificidad y la visión reduccionista de los procesos. No obstante, para llegar a la sutileza de una aguja desde el volumen de una barra de hierro se necesita el coraje de persistir en una misma actividad durante años.

Mil ramas parten de un árbol en todas las direcciones pero un tronco las une a una simiente esparcida bajo la superficie de la tierra. Aunque para muchos estudiantes sólo el esfuerzo sea la llave que abre todas las puertas, de nada sirve entrar a un recinto que desconocemos por completo. La doctrina del sudor adquiere trascendencia cuando el sacrificio es dirigido al punto de menor resistencia. No podemos suponer que con sólo reproducir vamos a alcanzar la maestría. En las artes marciales la grandeza se revela a través de la comprensión.

Un axioma del Yang Taiji Quan (楊氏太極拳) nos dice: la cultura es el lado interno de la teoría y la marcialidad el aspecto visible de la erudición (文者内理也, 武者外數也).

 

Leave a Reply


× 5 = 25